SAYONARA CELULITIS😉

     

     

    El cambio del aspecto de mi piel durante los tres primeros meses de “healthy life”

    De frente también se aprecia la mejoría

    Zona crítica en la actualidad

     

    Cuando veo las fotos, valoro mi constancia y esfuerzo diario


    Hola chicas, hoy os voy a hablar de mi experiencia con los tratamientos para la odiosa celulitis. En realidad lo hago porque me demandáis información sobre este tema. Si hubiese descubierto algún milagro o tratamiento efectivo lo habría compartido con vosotras antes del verano😉
    Desde los 19 años hasta los 36 que tengo he probado cremas y tratamientos en centros especializados de todo tipo.
    Sinceramente en estos dos últimos preveranos no me he hecho nada porque he comprobado que lo que realmente importa es la alimentación y la práctica de deporte. Y no cualquier ejercicio ni cardio en exceso sino el entrenamiento de fuerza porque al crecer el músculo del muslo provoca un estiramiento de la piel y difumina visualmente esos hoyitos😊
    En cuanto a los cosméticos milagrosos he utilizado desde la crema frío/calor del Mercadona hasta la de 100 euros de Shiseido pasando por Somatoline, Vichy, Roc…
    Y en cuanto a tratamientos, desde masajes drenantes con presoterapia hasta la dolorosa inyección de Aqualix pasando por cavitación, LPG, carboxiterapia, radiofrecuencia…
    Es decir, que en todos estos años, he pasado por algún centro de estética en modo desesperación esperando algún mínimo resultado de cara al verano con su consiguiente decepción ante el resultado obtenido y consolándome con las fotos de la revista CUORE y sus “arggg” donde nos muestran como hasta las modelos más cotizadas tienen esos dichosos y antiestéticos agujeritos.
    Cuando cuentas con unos hábitos saludables como los mios, te bebes 3 litros de agua a diario, te alimentas bien y entrenas fuerte, digamos que la mejoría que te puede aportar un tratamiento la comparo con la mejora que te puede aportar la suplementación en el rendimiento deportivo. Todo suma pero un tratamiento para la celulitis o un batido de proteínas sin acompañarlo de todo lo demás, es tirar el dinero.
    Lo único con lo que noté algo de mejoría fue con unos masajes con acupuntura de me di en un centro de fisioterapia pero que no son aplicables a todos los tipos de celulitis.
    ¿Todos los tipos?🤔  Sí, existe más de un tipo de celulitis, en concreto 3. Igual que perder peso, mejorar el aspecto de la famosa ‘piel de naranja’ requiere una combinación de elementos: alimentación, ejercicio y tratamientos. Y además, insisto, los milagros ‘flash’ no existen, todo requiere su tiempo.
    Para entender mejor la celulitis (y poder atacarla efectivamente), deberemos saber que es un tipo de grasa. La grasa es esencial para nuestra salud. De hecho, necesitamos un porcentaje mínimo de ella en nuestro organismo (14% las mujeres, 7% los hombres) para mantener la temperatura corporal, contar con una reserva energética y segregar hormonas. Esta fue la causa por la que el verano pasado os comenté que había tenido un problema de salud. Bajé tanto mi nivel de grasa que me provocó la ausencia de la menstruación durante 7 meses. La verdad es que lo pasé bastante mal esos tres meses de “dieta” en los que aumentaba mi peso por momentos y claro, la gente a la que no le pedía opinión y ni siquiera sabían de mi problemilla, se encargaba de recordarme constantemente que estaba más gorda.
    Recordad que detrás de la palabra “GORDA” hay 5 letras, miles de dietas, trastornos alimenticios, personas vomitando, autoestimas destruidas, muchos suicidios… Pensadlo bien antes de opinar gratuitamente sobre alguien.
    En fin, ya sabéis que la opinión de determinadas personas me importa poco pero cuando tú realmente no te encuentras bien, todo lo demás se convierte en un mundo.
    Hay 2 tipos de grasa…
    Existen dos tipos principales de grasa (es decir, tejido adiposo) en nuestro organismo: la grasa parda y la grasa blanca.
    La grasa parda:
    El tejido adiposo pardo es el que tienen en mayor grado las personas que están dentro de su peso (normopeso) y tiene como objetivo quemar calorías transformando la grasa en calor.
    La grasa blanca:
    Este tipo de grasa es la encargada de acumular la energía que no gastamos. Es nuestra reserva de energía y la responsable de que el ser humano haya sobrevivido durante miles de años. Sin embargo, también es la responsable de los ‘michelines’ y la celulitis.
    En las investigaciones recientes para la obesidad tratan de ver como se podría convertir la grasa blanca en grasa parda.
    Ahora bien, la celulitis o paniculopatía edemato-fibro-esclerótica (PEFE), como se llama en medicina estética, es el tipo de grasa blanca más preocupante. 9 de cada 10 mujeres convivimos con ella. La otra es la que las demás odiamos y envidiamos…, y está causada por diferentes factores: hormonales, vasculares, endocrinos… Existen tres tipos:
    Celulitis dura:
    Es el tipo de celulitis que afecta fundamentalmente a mujeres jóvenes. La piel es dura al tacto y difícil de pellizcar (y si lo haces, puede hasta doler). Se encuentra principalmente en los muslos y los glúteos. Su apariencia es rugosa, con hoyuelos y, a menudo, con estrías.
    ¿Cómo la eliminamos? Para esta celulitis tan localizada recomiendan tratamientos no invasivos como la cavitación pero a mí lo que me hizo fue provocarme flacidez.
    Celulitis blanda:
    En este tipo de celulitis la ‘piel de naranja’ se observa más claramente y su consistencia es gelatinosa y flácida. Empieza a aparecer en mujeres mayores de 35 años y suele afectar más partes del cuerpo como la tripa, los brazos y la espalda.
    ¿Cómo la eliminamos? Existen varios tipos de tratamientos invasivos como la liposucción (que requiere el paso por quirófano para que la grasa sea aspirada del cuerpo) o la intralipoterapia que consiste en infiltrar sustancias lipolíticas (que deshacen la grasa) directamente en el tejido adiposo. De esta manera, la grasa se transforma en líquido y es eliminada de forma natural por el cuerpo.

    Celulitis edematosa:
    Este es mi tipo de celulitis. Concretamente un adipocito graso localizado en la cartuchera que ocasiona “redondez”. Antes, tenía piel de naranja alrededor pero ya no. Solo esa bolsita indestruíble que incluso persistía con un bajísimo índice de grasa.
    Es la celulitis que además de ‘piel de naranja’ presenta edema(retención de líquidos). Puede aparecer en mujeres de todas las edades, principalmente entre 20 y 40 años, y aunque es menos frecuente es importante tratarla por la retención de agua.
    ¿Cómo la tratamos? Con el drenaje linfático para eliminar la acumulación de líquidos y la intralipoterapia.
    Esto último también lo probé con el nombre de Aqualix. Duele como un demonio, me provocó una hinchazón y un quemazón que daba miedo y lo mejor, se me quedó la marca en la piel que a la vista puede parecer un hoyo…
    Una semana que el dolor me impedía hacer ejercicio, poniéndome hielo y flipando en colores.
    En cuanto al drenaje linfático, es con lo que os he comentado que percibí algo de mejoría y eliminaba mucho líquido tras el masaje acompañado de acupuntura.

    Además, en mis hábitos saludables, incluyo infusiones y alimentos recomendables para la retención de líquidos y si os fijais, utilizo poquísimo los vaqueros ajustados😉

    En fin, chicas, que no hay milagros, ni nos escapamos ninguna ni por edad ni por delgadez ni por tener más o menos dinero para invertir en belleza. Que lo mejor que podéis hacer es cuidaros por dentro para que se note por fuera.
    Introducir pequeños cambios en vuestra alimentación y rutinas diarias puede ser la clave para decir ‘Sayonara, celulitis’.
    Comed hidratos con moderación. El exceso de hidratos de carbono favorece la formación de tejido adiposo. No me refiero e eliminarlos sino a no hacer un consumo excesivo para el nivel de actividad física que realices. También es importante el tipo de hidratos que consumimos: los de asimilación rápida (de alto índice glucémico) provocan una gran liberación de insulina que propicia la acumulación de grasa y por lo tanto… CELULITIS.
    Estos hidratos prohibidos serían: azúcar, refinados, fructosa, chucherías…

    La dieta mediterránea es nuestra mejor aliada anticelulitis: abundancia de frutas y verduras, legumbres, frutos secos, pescado y aceite de oliva (en cantidades moderadas). Es importante limitar el consumo de sustancias con alto contenido en grasas y la sal, sobre todo en el caso de tener celulitis edematosa como la mía, ya que favorece la retención de líquidos. En mi casa no hay salero y sobrevivo…
    El ejercicio, que nunca falte. Combinar una dieta equilibrada con deporte regular y ejercicios específicos siempre es una fórmula de éxito seguro.

    Dormid más. Sí, las modelos no mienten cuando afirman que el secreto de su belleza y su buena forma es beber 2 de agua y dormir 8 horas al día (aunque se olvidan de mencionar varios factores más como sus múltiples retoquillos). Un estudio publicado en la revista Sleep afirmaba que las personas que duermen menos de 6 horas por noche podían llegar a ganar hasta un 32% más de grasa. Esto lo llevo yo muy mal. No consigo controlar el descanso ni el nivel de estrés, ambas cosas indispensables para el correcto funcionamiento metabólico de nuestro cuerpini.

    Aunque he de deciros que me propuse esta mejora de hábitos de descanso para este nuevo curso y los 17 días que llevamos de septiembre, duermo todos los días 7 horas. A ver cuanto dura…🤣

    Ahora que ya sabéis un poco más sobre este tema, identificad vuestro tipo de celulitis, revolucionad vuestra vida y atacadla de la manera más efectiva combinando hábitos saludables y teniendo muuuucha paciencia.
    Siento muchísimo no poder daros información de ningún tratamiento milagroso. Tenemos que aprender a convivir con esta cosita y aceptar nuestro cuerpo con sus defectillos. Si tú te aceptas a ti misma, los demás también lo harán.
    Un besazo y a sentiros bellas.
    #sinoteaceptastúnoloharánadie
    #eresbonitaconosinhoyuelos
    #believeinyourself
    #notemartiricescontusdefectos
    #potenciatusvirtudes
    #sétúmisma
    #losdemáspuestosestánocupados

    Categories: Belleza

    Dejar una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    A %d blogueros les gusta esto: