LA FIESTA DE LOS 90 QUE NO PUDISTE VIVIR EN LOS 90

    Buenas tardes, chicas! Este fin de semana tocó visita a la capital andaluza. Aunque el motivo de la escapada era vivir la fiesta de los 90 que no pude vivir en los 90… hubo tiempo para disfrutar del monumental centro de Sevilla, de su gente y de deleitarme el paladar en un local que me encanta🤗
    “Ovejas Negras”🐑🐑es una taberna donde se combina la sencillez con un toque vintage. Está situado en la calle Hernando Colón, en pleno centro histórico. Quizás pases por la puerta y al ver el gentío sigas de largo pero os aseguro que la espera merece la pena. Mientras sus simpáticos camareros te gestionan una mesa, pídete una cerveza bien fresquita. Y es que en este bar de tapas son conscientes de que a 26 de mayo el sol ya apretaba, 41 grados marcaba el termómetro, y te preparan tu tercio en un saquito con hielo para que no se te caliente. Y para acompañarlo cocina actual a precios asequibles. En la carta, tapas clásicas como la ensaladilla con picos y platos foráneos como las gyozas, pero lo que te quita el “sentío” es el Rissotazo. Tripitimos la ración. No te vayas sin probarlo!
    Aunque todo está buenísimo: las minihamburguesas, la pata de pulpo, el wok de pollo y verduras, la presa, el queso curado con uvas y miel… y los coquetos postres para morir de amor. Os recomiendo la tarta de queso y el goloso de chocolate😍
    Nos pusimos tibios y es que nos esperaba una larga tarde-noche bailando a todo lo que nos daba el cuerpo💃💃💃
    Fuimos hasta el Estadio de La Cartuja dando un paseo por el cauce del Guadalquivir. Se percibía el ambientazo y las ganas de pasarlo bien.
    Bueno, yo con mis cerves ya iba contenta independientemente del lugar y de las altas temperaturas, con mi afán por vivir cada momento como si fuese el último e inmortalizarlo con mi palo selfie📸📸
    Las entradas para este espectáculo en Madrid se agotaron con meses de antelación y me llamaba mucho la atención poder disfrutar del mismo.
    El interés por el revival noventero está en pleno auge, a puntito de caramelo y es que ha pasado el tiempo suficiente para que miremos con ternura y nostalgia aquellos hits que bailamos cuando éramos pequeños, teenagers o simplemente sonreír al escuchar himnos antiquísimos a través de oídos millennials. Love The 90´s se presentaba acertadamente como “La fiesta de los 90 que no pudiste vivir en los 90” y así fue: un digno desfile de las leyendas de la época y hay que recalcar el “digno”, porque aquello no se convirtió en un desfile de dinosaurios perdidos.
    Con un despliegue de medios envidiable, láseres, estrobos, megatrones, bailarines, fuegos, explosiones, pantallas gigantes y un show bien conducido por el mítico Fernandisco, en el que cada artista interpretaba sus cuatro hits mejor engrasados en las listas de éxitos. Puntuales saltaron al escenario unos OBK completamente en forma que no dudaron en cerrar su actuación con “Historias de amor”. El resto de invitados: 2 UNLIMITED, FABIOLA, CORONA, ALICE DJ, TECHNOTRONIC, TALEESA, PARADISIO, TWENTY 4 SEVEN, ALEXIA, VICEVERSA, KU MINERVA, PACO PIL o el mismísimo CHIMO BAYO.
    El pegamento entre actuaciones fueron los Jumpers Brothers, que se dedicaron a no dejar descansar al personal pinchando los temazos que no tendrían su réplica en directo. Parar de bailar era difícil cuando 17.000 personas cantaban al unísono con un karaoke con emojis que aunaron pasado y presente en las pantallas gigantes.
    Que emoción ver en las pantallas los cartuchos de la mítica Game Boy, los trolls, los chupetes de colores, el tetris y todos aquellos recuerdos de la adolescencia😅
    Allí ya sudaba hasta el apuntador y la recta final sin frenos, corrió a cargo de unos enormes Technotronic y su “Pump Up The Jam”, para dar paso al icono máximo: Chimo Bayo, más activo que nunca y con todo su despliegue habitual “Hu-Has”.
    Sin duda, el fenómeno musical revelación del 2017 y que os recomiendo si sois de mi época. Las horas pasan volando, el ambiente es inmejorable y la fiesta está asegurada. Aun estáis a tiempo de disfrutarlo en Fuengirola, Valencia o Murcia. Yo repetiría la experiencia con los ojos cerrados.
    Y hacedle caso a Fernandisco y a su consejo: baila así mínimo una vez al año para sentirte siempre joven. Y si no, miradme a mí que bien llevo los años…
    Y es que la vida no se mide por años sino por amigos y experiencias vividas✌🏻 Así que esta última junto con dos personas como Jose y Miguel me suma, y mucho😉 Gracias por todo, chicos.

    #foreveryoung
    #yosaliadefiestaenlos90
    #i❤90
    #meencantaserandaluza😋
    #ilovesevilla
    #ycomerbienyviviryviajar😂
    #bailarunavezalañoesdeguapas💃
    #hacerlovariasvecesesdemisses💃💃

    Categories: Escapadas
    3 comentarios

    Dejar una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    A %d blogueros les gusta esto: